01/05/2019 - General Alvear VOLVER

Alfredo Sivero redujo a un delincuente y Martín Lousteau, ayudó

En una bar de Recoleta

En la tarde del lunes, el escribano Alfredo Sivero, se encontraba tomando un café en un Bar del Barrio de Recoleta en Capital Federal, junto a un amigo y mesa de por medio, se encontraba el legislador porteño Martín Lousteau, quien también tomaba un café con el Secretario de la UCR, cuando fueron sorprendidos por un delincuente a punta de pistola.

INFOBAE informó que "en ese momento, un ciudadano venezolano de 25 años ingresó al bar, ubicado en Callao 1880, y tras hacerle una pregunta a un mozo se dirigió a un cliente que estaba sentado en una mesa, un ex senador provincial, Alfredo Sivero, de 56 años y de profesión escribano.

Según fuentes policiales el ladrón le exigió a punta de pistola un reloj marca Rolex que el escribano llevaba puesto, iniciándose en ese momento un forcejeo dentro del local entre el asaltante y su víctima.

"Fue un momento desagradable y sorpresivo", definió Lousteau en diálogo con el canal de noticias A24. "El hecho me sorprendió estando de espaldas", contó, destacando la reacción del Escribano, al que confirmó que el ladrón le gatilló tres veces. El hecho fue registrado por las cámaras de seguridad del bar". Como se observa en el video, Lousteau colaboró para inmovilizar al delincuente y solicitar ayuda en el exterior del local.

Clarín informó sobre el hecho:   "Un robo frustrado en un bar de Recoleta, tuvo como protagonista al diputado nacional Martín Lousteau. Fue alrededor de las 14:20 en el bar Bresson, en Callao 1880. El ex embajador en Estados Unidos estaba en el lugar junto al ex presidente de la UCR porteña, quien ayudó a capturar al ladrón.

Según el relato de los testigos, un joven venezolano de 25 años entró armado al bar Bresson, simuló pedir algo en la barra y se dio vuelta para robarle a uno de los clientes.

Sacó el arma y apuntó contra el comensal, que resultó ser el ex senador provincial, Alfredo Sivero, y le exigió su reloj de marca Rolex. Tironeó de la muñeca del escribano, de 56 años, y este logró resistirse.

El ladrón gatilló tres veces y las balas no salieron del tambor. Fue entonces que Sivero se le abalanzó y, junto a Emiliano Yacobitti, ex presidente de la UCR porteña, lo inmovilizaron. Junto a Lousteau, los tres lo inmovilizaron y los empleados del local llamaron a la Policía.

Primero llegaron agentes de tránsito que se quedaron en la puerta y forcejearon en el suelo porque el ladrón no quería soltar su arma calibre 380.

En declaraciones al canal A24, Lousteau dijo: "Yo estaba de espaldas, pensé que era una pelea y cuando alguien gritó que tenía un arma nos dimos cuenta. Entre Sivero y Yacobitti lo inmovilizaron y un vez que vimos que no tenía el arma a disposición y no podía disparar, buscamos a la policía".

Después agregó: "Alfredo pasó un muy mal momento porque intentó dispararle varias veces, inclusive en el piso. Yo como estaba de espaldas acudí apenas lo vi, pero los que hicieron la tarea de reducirlo fueron ellos dos. Después, cuando nos calmamos, tomamos agua, ahí principalmente Alfredo que es el que estaba en riesgo, nos dimos cuenta del peligro".

Ante el alerta de los mozos del local y del propio Martín Lousteau, personal de la Comisaría Segunda de la Policía de la Ciudad y personal de tránsito que estaba realizando controles en la zona, detuvieron al ladrón. Quedó a disposición del juzgado 48.

En consulta con el Juzgado se dispuso dar trámite de flagrancia y trasladar al detenido a una dependencia policial y por la mañana será remitido a la Unidad 28", detallaron fuentes de la Policía de la Ciudad.

El hecho ocurrió en Callao y Avenida Alvear, en una de las zonas más turísticas y transitadas de la Ciudad de Buenos Aires. Según estadísticas oficiales, el año pasado hubo 3.588 robos en Recoleta y esta comuna ocupa el cuarto lugar en el ranking de las zonas con más hechos de inseguridad."

FOTO: alvearya


COMPARTE TU OPINION | DEJANOS UN COMENTARIO

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

  © 2019 | Séptima Sección | toda la información de la región.