25/05/2019 - Deportes VOLVER

El ex Boca que debió vender las camisetas por su hija

Momento difícil

Pablo Jerez, campeón de la Libertadores con Bianchi, se quebró al relatar los difíciles momentos que debió pasar para solventar los tratamientos de su hija. "Se nos va a venir una jodida cuando deje de jugar porque se nos termina la obra social", reconoció.

"En ese momento estaba en la cima. Tenía la posibilidad a Europa. Pero en el 2004 pasó algo muy grave. Nació mi hija, tuve muchos problemas, y eso influyó mucho". Pablo Jerez conmovió a todos con el recuerdo de sus días de gloria en Boca. Al lateral, que fue campeón de la Libertadores y Apertura 2003 y de la Sudamericana 2004, le cambió definitivamente la vida con la llegada de Zoe. "Nos habían dicho que iba a quedar postrada en una cama, en estado vegetativo, pero mirá ahora, es una fiera", comentó.

¿Qué pasó? "Lamentablemente en neonatología tuvo meningitis por una bacteria intrahospitalaria, y sufrió hidrocefalia, una gran infección. En ese momento yo trataba de no hablar de esto en el club ni con Bianchi. Quería seguir, pero mi cabeza no estaba en orden. Fui decayendo tanto en lo físico como en lo futbolístico. Es que por lo de Zoe llegamos a un nivel de desesperación muy grande. Hasta visitamos brujos", relató Jerez en una nota con TyC Sports.

Pablo se llena de orgullo cada vez que habla de Zoe. Se emociona. Pero también reconoce que debió atravesar momentos difíciles para solventar los gastos para sus tratamientos: "En Boca el club me daba una obra social. Y por suerte no tenía gastos. Pero yo vivía en la casa de mi mamá. Después mi contrato era normal, cobraba bien. Luego se complicó...".

Por eso Jerez se le ocurrió desprenderse de sus camisetas. Incluso, las de Boca: "Un día estaba mirando una nota de Licha López y contaba algo parecido sobre los recuerdos. Dijo que prefería que las camisetas no se le llenaran de polillas Y pensé que me pasaba lo mismo. Podía sentirme bien con los recuerdos, pero necesitaba dinero y no me quedó otra que vender las camisetas", dijo con los ojos llenos de lágrimas.

Jerez debutó oficialmente en Boca el 23 de febrero del 2003 y que jugó 66 partidos, luego continuó su carrera en Colón, Tigre, Huracán, Olimpo, Camioneros, San Martín de Burzaco, Deportivo Merlo y ahora se encuentra en Midland. A los 34 años, no sabe bien cómo será su futuro.

"Me preocupa que cuando deje de jugar me voy a quedar sin obra social. Por eso hice una movida para gestionar una pensión por discapacidad. Si yo dejo de jugar, la obra social no me corre más. Se nos va a venir una jodida. Estamos viendo todas las posibilidades. Pero es un problema. No tengo un oficio, una formación, la ultima vez que tuve que salir a trabajar lo hice de remís con un auto prestado. Por eso quiero pregonar esto. Uno no sabe las vueltas de la vida, lo que puede pasar. Sufrí una serie de desgracias. Sin embargo,  no tuve la inteligencia en lo económico para saber cómo eran las cosas".

COMPARTE TU OPINION | DEJANOS UN COMENTARIO

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

  © 2019 | Séptima Sección | toda la información de la región.