31/07/2019 - Actualidad VOLVER

Sólo 19 de los 135 intendentes bonaerenses no buscarán otro mandato

Elecciones 2019

La tendencia a perdurar cruza al oficalismo y a la oposición. Los K Granados y Descalzo intentarán igualar al radical Loubet, que se retira tras 28 años en el poder.

De 135 intendentes, solo 19 no buscarán otro mandato. O dicho al revés: 116 quieren seguir en su cargo. De María Eugenia Vidal para abajo, la provincia de Buenos Aires se prepara para ser, este 2019, un festival de reelecciones.

Del reducido pelotón -un 14% del total de alcaldes- que deja las butacas municipales, trece son del Frente de Todos y seis pertenecen al oficialismo, efecto de la ola amarilla del 2015.

Alberto Descalzo, de Ituzaingó, otro de los intendentes que va por el récord. 

Con la instantánea actual, el mapa de la Provincia tiene, numéricamente, predominio vidalista: hay 68 alcaldes cambiemitas, 62 del panperonismo, cuatro vecinalistas y uno, solitario, de Consenso Federal, el ex comisario Guillermo Brito, de Chivilcoy.

Algunos están para el récord Guinnes: el radical Aníbal Loubet manda en General Guido, un pueblo al borde de la ruta 2, desde 1991, hace 28 años. En 2019, decidió no buscar el que sería su octavo mandato.

Loubet le arrebató el récord a Manuel Quindimil,histórico alcalde de Lanús que gobernó entre 1983 y 2007, pero que, antes, había sido intendente de 1973 hasta el golpe militar del 24 de marzo de 1976. Fueron 27 años; uno menos que Loubet.
Hay otros reelectos seriales: Alejandro Granados, de Ezeiza, y Alberto Descalzo, de Ituzaingó, asumieron sus cargos en 1995, fueron los primeros alcaldes de esos municipios creados por Eduardo Duhalde a mediados de los ?90 y gobiernan desde entonces. Llevan seis mandatos y cinco reelecciones. Buscan repetir.

Otro fan de la reelección es Gustavo Posse, que asumió por primera vez en 1999 y dos décadas más tarde busca su quinto mandato ininterrumpido. El alcalde estira, a su vez, la era continua del clan Posse en San Isidro.

Su padre, Melchor -que fue candidato a vicegobernador de Graciela Fernández Meijide y luego candidato a vicepresidente de Adolfo Rodríguez Saá- gobernó del 58 al 62, contemporáneo a Arturo Frondizi y luego mandó desde el regreso de la democracia en 1983 hasta 1999 cuando cedió la jefatura a su hijo.

La mega reelección de intendentes desafía, en algún punto, la lógica política de la continuidad: en 2016 la Legislatura bonaerense modificó la Ley Orgánica de las Municipalidades y estableció que los alcaldes solo pueden ser electos por dos mandatos consecutivos.

La norma tomó el período actual como primero por lo que los que reelijan este año, no podrán volver a competir en 2023. Se anticipa, por esto, que las boletas de legisladores de 2021 y de 2023 serán un embudo.

Y/o una trituradora. Por eso, varios trataron de salir por arriba de esa limitación. Unos pocos lo lograron.Por eso, varios trataron de salir por arriba de esa limitación. Unos pocos lo lograron. El rompecabezas de las reelecciones presenta curiosidades y paradojas. Veamos: De los 19 que no reeligen, nueve no estarán en ninguna boleta. El "retiro" de las batallas electorales alcanza a Loubet, Luis Andretto (San Fernando), Oscar Ostocih (Sarmiento), Adrián Sánchez (Exaltación de la Cruz), Oscar Luciani (Luján), Patricio Mussi (Berazategui) Gustavo Arrieta (Cañuelas). Ramón Canosa (Las Flores) y Roberto Palacio (Coronel Suárez).

Los otros diez dejan la intendencia pero pelean otros cargos. Verónica Magario (Matanza) es candidata a la Vicegobernación mientras que Francisco Durañona (San Antonio de Areco), Alberto Conocchari (Alem), Alexis Guerrera (Pinto), Germán Di Césare (Alvarado), Juan Pablo De Jesús (La Costa), Alfredo Fisher (Laprida) y David Hirtz (Alsina) integran boletas de legisladores provinciales. Carlos Berterret (Pringles) y Marcos Fernández son candidatos a concejal.

Hay varias herencias familiares: Andreotti -uno de los alcaldes del Frente Renovador que se fusionó, junto a Sergio Massa en el Frente de Todos- deja de candidato a su hijo, Juan. En Berazategui, Patricio Mussi le cede el lugar a su padre, Juan José, que ya gobernó entre 1987 y 1994, y repitió entre el 2003 y el 2010. En Capitán Sarmiento, Ostoich -que es diputado suplente y podría asumir si Mariano Pinedo gana en Areco- le deja la candidatura a intendente a su mujer Irma Negri mientras que en Cañuelas, Marisa Fassi compite por el cargo que ocupa su marido.

Otros quieren volver: Espinoza gobernó La Matnaza de 2007 a 2015 y ahora se prepara para recuperar ese cetro. Fernández no repite en Monte Hermoso para que regrese Alejandro Dichiara, que fue intendente. Los enroques familiares o de sociedad política, son un recurso para evitar la encerrona del 2023, cuando un malón termine mandatos y no pueda, por ley, ir por la reelección.

CLAVES

# En Provincia hay 135 municipios: 68 son de Juntos para el Cambio, 62 del Frente de Todos, cuatro vecinalistas y uno de Consenso Federal.

# Solo 19 intendentes no buscan la reelección. Nueve decidieron no ser candidato a nigun cargo. Los diez restantes compiten por .

# En 2016, en la provincia se aprobó una ley para limitar las reelecciones: al igual que el gobernador, los intendentes no pueden tener más de una reelección consecutiva.

# En el Conurbano, la mayoría va por otro mandato: la excepción son Mussi de Berazategui, Andreotti de San Fernando y Magario en Matanza.

# Habrá enroques familiares. En Berazategui compite el padre del intendente; en San Fernando, el hijo; en Capitán Sarmiento y Cañuelas, esposas.


COMPARTE TU OPINION | DEJANOS UN COMENTARIO

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

  © 2019 | Séptima Sección | toda la información de la región.