02/09/2019 - Economía VOLVER

El Gobierno instaló el "cepo"

Se podrán comprar 10 mil dólares por mes

Las personas sólo podrán comprar hasta USD 10 mil por mes. Además, se regula el envío de divisas al exterior. No hay límite para extracciones. "Es un cepolito, mitad cepo mitad corralito", explicó a LPO una fuente al tanto de los pormenores de la medida.

El gobierno publicó este domingo un DNU que busca contener la escalada del dólar con una serie de medidas restrictivas de la libertad cambiaria. En los hechos impone un cepo para la compra de divisas y limita las transferencias al exterior, dos medidas que van en el sentido del modelo que había instrumentado Cristina Kirchner al final de su mandato y que Macri desarmó al asumir.

"Es un cepolito, mitad cepo mitad corralito", explicó al portal LPO una fuente al tanto de los pormenores de la medida. En el Banco Central rechazaron esta lectura y dejaron en claro que no hay corralito porque la gente y las empresas van a poder retirar los dólares que tengan en sus cuentas. No hubo la misma defensa respecto al cepo.

El decreto faculta al Banco Central a establecer los límites de la restricción. Fuentes de la entidad monetaria confirmaron que en el caso de las personas se limitará a USD 10.000 la compra mensual de divisas. Por encima de esa cifra será necesario contar con autorización del Central. "El 90 por ciento de las personas compran menos de 10 mil dólares por mes", explicaron las fuentes.

Las empresas no tendrán restricciones para pagar importaciones o deuda en moneda extranjera, pero si para comprar dólares para atesorar. Y también necesitarán autorización para girar dólares al exterior. Lo mismo para las personas físicas que quieran girar al exterior más de 10 mil dólares por mes, aunque no tendrán restricciones para transferir a una cuenta propia radicada en el exterior.

La nueva reglamentación también dispone que los exportadores tienen que vender las divisas fruto de sus exportaciones en el mercado local dentro de un máximo de 5 días hábiles después del cobro o 180 días después del permiso de embarque (15 días para las commodities).

Buena parte de los especialistas que consultó LPO reconocen las medidas como necesarias pero critican al Gobierno la falta de timming, ya que acaso hubiera sido más conveniente anunciarlas antes del default parcial de la semana pasada. "Era cepo o default, no las dos cosas", afirmó un experimentado operador de Wall Street.

"Es un cepolito, mitad cepo mitad corralito", explicó a LPO una fuente al tanto de los pormenores de la medida.

Lo cierto es que con estas decisiones, Lacunza está tomando buena parte de las medidas impopulares que debería haber instrumentado Alberto Fernández, en caso de ganar las próximas elecciones. "Lacunza es el Remes Lenicov de Alberto", sintetizó uno de los dirigentes más cercanos al candidato peronista.

En el gobierno reconocen que de manera explícita o implícita necesitan ir en una dirección que esté avalada por el candidato peronista, de manera de evitar que siga con la dinámica de declaraciones incendiarias como las que hizo al Wall Street Journal, el jueves pasado.

El decreto también impone restricciones destinadas a dificultar la operatoria conocida como "contado con liqui" en su artículo tres (ver decreto adjunto). Los bancos no van a poder comprar bonos contra dólares, pero las empresas sí podrán hacerlo. En el Central creen que con todo este paquete de medidas las reservas van a durar mucho más, para poder cumplir con el único objetivo que se trazó Lacunza: Estabilizar el tipo de cambio para evitar que se espiralice la inflación.

COMPARTE TU OPINION | DEJANOS UN COMENTARIO

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

  © 2019 | Séptima Sección | toda la información de la región.